Teléfonocómo llegar
blog

La condensación: una causa de humedades

La condensación: una causa de humedades

La reparación de goteras en Asturias resuelve los problemas que ocasiona, en casos extremos, la concentración de vapor de agua en los hogares. La condensación está en todas los lugares: desde la naturaleza, por ejemplo, en el rocío del amanecer, hasta en nuestra vivienda. Un fenómeno que si no atajamos a tiempo es causa de más de un disgusto.    

Si se empañan nuestras ventanas es un indicio de que tenemos excesiva impregnación en el hogar. Es importante que reduzcamos lo más posible el vaho, para conservar el buen estado de nuestros enseres y también la salud de las personas que se ven afectadas por la humedad.

Cuando nuestras paredes presentan moho y tienen un color negruzco, en ese momento saltan todas las alarmas y la situación, que en principio veíamos relativamente controlable, se tuerce y se desboca del todo. En este caso lo más fiable es llamar expertos en tratamiento de muros o de reparación de goteras en Asturias.

La condensación es consecuencia de que la temperatura de la superficie está por debajo de la del aire, que suele suceder en las estaciones más frías. El problema no solo nos ocurre en los meses de invierno, sino que la condensación se desarrolla durante todo el año. En verano, con los ventiladores eléctricos su amenaza es mayor para nuestros hogares. Pero no son únicamente estos aparatos los que promueven la concentración de aire, sino que también están los ajetreos domésticos como ducharse, cocinar o la ropa húmeda, que también influye en que se produzca este fenómeno.

Para evitar la condensación debes tener la casa bien ventilada. Una de las principales razones de las machas de fluidos en los edificios es la falta de aire. Nuestro domicilio tiene que oxigenar como un ser vivo, si no le originamos humedades y tendremos que acabar llamando a profesionales, como JLT Canalones, para que resuelva nuestro problema.

haz clic para copiar mailmail copiado